“Un ‘Perú nuevo’ para el Bicentenario”

November 12, 2018

 

 

A poco de recibir a los Reyes de España, el presidente Vizcarra lanzó la Agenda Bicentenario 2021, con miras a celebrar los 200 años de la Independencia de España. Pidió a los peruanos que se liberen esta vez de otro "yugo", el de la corrupción.

 

 

 

 

 

En el Perú, han desfilado muchos abanderados de la lucha contra la corrupción, que prometen con estilo propio luchar contra esa lacra. Cuando afirman que lucharán contra la corrupción se colocan automáticamente en el lado opuesto al de los corruptos.

 

Lo paradójico es cuando los abanderados terminan siendo buscados por la justicia, como es el caso del ex presidente Alejandro Toledo (2001-2006), acusado de haber recibido sobornos de la empresa brasilena Odebrecht. Fue denunciado a inicios del 2017 por los delitos de tráfico de influencias y lavado de activos, tras ser acusado de haber recibido US$20 millones en coimas, a cambio de otorgar a la empresa la licitación de los tramos II y III de la Carretera Interoceánica Sur. Toledo se encuentra en Estados Unidos.

 

Ahora mismo, los peruanos enfrentan una crisis político-institucional. que tiene a la proclamada lucha anti corrupción como marco de acción y que ha repercutido evidentemente en la economía nacional. El telón de fondo es la crisis de valores en la que peruanos nacen, crecen y/o mueren.

 

"Lavajato", por un lado, y "Referéndum", por otro, son los nombres que identifican a los temas que remecen los ánimos políticos en estos tiempos. aunque el primero de ellos tuvo su origen en Brasil, hace algunos años, pues le dio nombre al operativo anticorrupción que derivó en la investigación por pago y recepción de sobornos a cambio de obras de construcción. "Lavajato" salpicó a 12 países, en los que la constructora brasileña Odebrecht pagó coimas por al menos 788 millones de dólares a cambio de obras, entre el 2001 y el 2016, según el Departamento de Justicia de los Estados Unidos. 

 

Al respecto, el Congreso unicameral peruano aprobó  hace algunos días el informe de la llamada "Comisión Lavajato", encargada de investigar los sobornos pagados por constructoras brasileñas  a cambio de contratos de obras en el país, entre el 2001 y el 2016.  La comisión encontró responsabilidades en tres ex presidentes del Perú, principalmente.

 

Por su lado, el referéndum --alentado por el gobierno del presidente Martín Vizcarra para aprobar reformas políticas en diciembre próximo-- genera crispación entre sus opositores. 

 

En medio de ello, el presidente Vizcarra (2018-2021) lanzó el sábado, desde la ciudad altoandina de Huamanga, capital del departamento de Ayacucho, en el sudeste peruano, la “Agenda Bicentenario 2021”, en simultáneo a lo realizado en otras 20 ciudades, con miras al cumplimiento de los 200 años de la independencia de España. Lo hizo a escasas 48 horas de recibir precisamente a los reyes de España, Felipe VI y Letizia, en el palacio de gobierno.


Presidente del Perú, Martín Vizcarra. (Foto: Difusión)

 

 

Acompañado por gobernadores, alcaldes e invitados especiales, el presidente Vizcarra,  a la sazón el hombre más poderoso del país, declaró: “Tenemos que acabar con el azote de ese mal que también ha golpeado al continente y que se llama corrupción”.

 

"Hace 200 años que unidos logramos el inicio de una vida Republicana independiente, del mismo modo, es momento que como peruanos el compromiso de independizarnos del yugo de la corrupción”, proclamó Vizcarra.

 

Visiblemente entusiasmado, el jefe de Estado afirmó estar “convencido de que, si nos comprometemos a trabajar juntos, si hacemos de la confianza el puente para llegar a otros peruanos. Si el coraje para hacer que las cosas cambien se convierte en la energía que nos mueve hacia adelante, en tres años -esa mañana del 28 de Julio del 2021- podremos estar inaugurando la obra más importante de este siglo: UN PERÚ NUEVO”.

 

El presidente Vizcarra, quien llegó al poder tras la renuncia de su antecesor, Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) en medio de una aguda crisis política, formuló el llamado a la unidad nacional en medio de un país aparentemente dividido y urgido de reformas estructurales que permitan un desarrollo económico descentralizado en sus 1,874 distritos, 196 provincias y 24 departamentos.

 

Desde la caída del gobierno del ex presidente Alberto Fujimori (1990-2000), ha ido en aumento la polarización política en el Perú, entre los fujimoristas y los grupos que se alinean con ellos ocasionalmente, en un lado, y los antifujimoristas, que tienen precisamente en el “antifujimorismo” el común denominador de su acción política, en otro.

 

Aunque hay otros actores en la sociedad que tienen un rol político muy activo, a pesar de que se definen como instituciones dedicadas a la investigación, estudio y análisis de los problemas del país. Son las "ONG", las organizaciones no gubernamentales, algunas de ellas con marcada orientación “antifujimorista”, las que se dedican desde hace muchos años a impartir estudios de actualización profesional a magistrados del Poder Judicial, gracias a remesas que provienen del exterior, entre otros servicios.

 

La evidente polarización se extiende a toda la sociedad, o parece prolongarse a ella. Es decir, divide no sólo a los políticos -representados y no representados en el Poder Legislativo-, sino también a los académicos, a los analistas, a los medios de comunicación y sus periodistas, y cada vez es más evidente que divide a magistrados en el Poder Judicial y en la Fiscalía de la Nación, entre otros.

 

Por otro lado, el Poder Ejecutivo y su empequeñecida bancada en el Congreso (dos de sus miembros renunciaron a ella el fin de semana, Guido Lombardi y Salvador Heresi) reforzó su posición antifujimorista con Vizcarra en el poder, tal y como lo hizo Kuczynski, lo que a juzgar por la última encuesta de Ipsos ha permitido que su popularidad aumente progresivamente, entre otras razones porque un alto porcentaje de encuestados percibe que Vizcarra está comprometido con la lucha contra la corrupción. 

De hecho, con las renuncias de Lombardi y Heresi, para esta semana se asoma un nuevo capítulo en la permanente crisis en la que vive la bancada del partido oficialista, Peruanos por el Kambio (PpK).

 

Vizcarra no la pasa tan bien desde que asumió el poder. Hay una investigación judicial que lo roza. Él ha afirmado que colaborará con todas las investigaciones sobre las irregularidades en la suscripción de la adenda del contrato para la construcción del aeropuerto internacional de Chinchero, en Cusco. La adenda fue firmada mientras Vizcarra se desempeñaba como ministro de Transportes y Comunicaciones.

 

Tras el derrumbe del régimen fujimorista, comenzó la puja entre quienes levantan la bandera de la lucha contra la corrupción. Como consecuencia de ello, los opositores políticos de los abanderados de esa lucha terminan siendo los únicos “corruptos”, a los que hay que exterminar políticamente del escenario. 

 

Con su principal opositora política en prisión preventiva --Keiko Fujimori—y un país padeciendo las consecuencias de la crisis política que alimenta el descontento por la subsistencia de los problemas económicos y demandas sociales y laborales en el país, Vizcarra invocó en Huamanga, en una concurrida ceremonia oficial, a la unión de los peruanos (31 millones 237 mil 385 habitantes en territorio peruano, según los Censos 2017, del Instituto Nacional de Estadística e Informática, INEI) para encaminarse a la celebración de la independencia, el 28 de julio del 2021.

 

¿Qué une a los peruanos? ¿Qué desune a los peruanos?

¿El fútbol une a los peruanos? ¿Sólo cuándo juega la selección peruana de fútbol se unen?

¿La política los desune?

 

Basta “entrar” a la red social twitter, entre otras redes, o enfrentar el tránsito vehicular en Lima -entre muchas ciudades del Perú- para tomar el pulso de la “tolerancia” entre peruanos, por un lado, y de las faltas a la más elemental de las normas de convivencia  (el respeto por el prójimo). 

 

Enorme reto el que ha asumido el gobierno para construir antes del 28 de julio del 2021 un “Perú nuevo”.  

 

 

Autorregulacion de los comunicadores y periodistas.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

  • Instagram
Entradas destacadas

La autorregulación de los comunicadores para no violar las leyes

July 6, 2019

1/2
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square