Buscar
  • Milleniums Comunicaciones

Respaldado por FFAA, Vizcarra se mantendrá en el poder

Solo ha convocado a elecciones legislativas para enero próximo. 

Presidente del Congreso denuncia infracción constitucional.



Presidente Martín Vizcarra recibe apoyo de FFAA, la noche del 30 de septiembre, en palacio de gobierno.

Lima, 2 de octubre – Los peruanos cumplieron este miércoles 48 horas en medio de una crisis institucional atípica, a raíz de la decisión del presidente Martín #Vizcarra (2018-2021) de disolver el #Congreso en aplicación de la interpretación particular que ha hecho de la #Constitución Política del Estado y de forma inconstitucional, a juicio de la oposición, analistas y abogados constitucionalistas, como Luis Lamas Puccio.

En estos dos días, la vicepresidenta del Perú, #MercedesAráoz, juramentó y renunció al cargo de presidenta interina, las Fuerzas Armadas, a través de los jefes de los institutos castrenses, dieron su apoyo al presidente, el nuevo presidente del consejo de ministros y hasta el lunes ministro de Justicia, #VicenteZeballos, juramentó en el cargo, en reemplazo de Salvador del Solar, quien dimitió junto a los ministros de Economía y el canciller.

Se desconocía hasta el miércoles los nombres de los otros ministros renunciantes. Zeballos dijo que el nuevo gabinete podría juramentar el jueves.

El presidente de Congreso (unicameral y de 130 miembros), #PedroOlaechea, ha denunciado la infracción constitucional por parte de Vizcarra, al impedir que los legisladores se reúnan con normalidad en el recinto parlamentario.


Se desconoce por ahora el acta de la sesión de consejo de ministros en la que se analizó y decidió la disolución del Congreso.  ¿Qué gabinete ministerial respaldó esa medida? El gabinete del renunciante Del Solar o el  inexistente gabinete de Zeballos, quien no había jurado en el cargo cuando Vizcarra hizo el anuncio a través de un mensaje a la nación y cuyo gabinete hasta este miércoles ni siquiera se había conformado? Fue solo una decisión de Vizcarra y Zeballos?

Los partidos opositores al gobierno, como el fujimorista Fuerza Popular o el socialdemócrata APRA, sostienen que Vizcarra ha ejecutado un golpe de Estado, no por vía de la violencia o con el uso de tanques, como en el pasado ---el último en Perú ocurrió el 5 de abril de 1992 y lo ejecutó el entonces presidente Alberto Fujimori--, sino a través de medidas ejecutadas de forma sorpresiva y acelerada, aprovechando el descontento popular sobre los congresistas, y apoyado por algunos Medios de CC.

Vizcarra tiene el respaldo de las Fuerzas Armadas, mantuvo la popularidad por año y miedo gracias a su mensaje a favor de luchar contra la corrupción, y el apoyo de grupos de izquierda y de Organizaciones No gubernamentales (ONGs), que reciben dinero de fuentes extranjeras.

Este Congreso fue elegido el 28 de julio del 2016, tal como ocurrió con la fórmula presidencial que encabezó Pedro Pablo Kuczynski (renunció a presidencia en el 2018) e integró Vizcarra y Aráoz.

Desde el día de la elección se pronosticó una mala relación entre el Congreso, de mayoría fujimorista, y el gobierno. Fue la decisión de los electores peruanos.

El lunes, Vizcarra acabó con esa relación, que fue muy mala, a juicio de los ppkausistas y vizcarristas, ya que le atribuyeron al fujimorismo obstruccionismo.  

De hecho, la polarización ha escalado en el Perú, también afecta a la prensa. Hay “grandes” Medios de CC, que reciben millones de soles por publicidad estatal desde hace varios gobiernos, que respaldan la medida de Vizcarra.

¿Qué motivo la medida de Vizcarra?  Que el Congreso unicameral no haya tramitado inmediatamente la cuestión de confianza que el gobierno -a través de Salvador del Solar- presentó para postergar la elección de miembros del Tribunal Constitucional (TC), el lunes por la mañana.

No solo eso. Siguiendo su agenda, el Congreso eligió a un nuevo miembro del TC, Gonzalo Ortiz de Zevallos, familiar del presidente del Congreso, según ha admitido Olaechea, tras insistir que él no lo propuso y que por ello no participó en la votación.

El Congreso, finalmente, tramitó la cuestión de confianza del gobierno para esa elección de miembros del Tribunal Constitucional, el lunes por la tarde, en el mismo momento que Vizcarra anunciaba vía mensaje a la nación su decisión de cerrar el Congreso.

Por ello, Vizcarra argumentó - en su mensaje a la Nación -que disolvía el Congreso por la “denegación fáctica” que éste hizo a su cuestión de confianza, al elegir a Ortiz de Zevallos. Pero esa figura, la de “denegación fáctica”, ha sido una interpretación del presidente y de sus asesores. O un “invento jurídico”, como sostiene el ex presidente del consejo de ministros Luis Solari.

El Congreso de la República no ha tirado la toalla. Su presidente, Pedro Olaechea, ha declarado que defenderá el fuero parlamentario y la Democracia, tras advertir que Vizcarra ha tomado medidas dictatoriales y que el país se encamina a convertirse en la Venezuela actual.

Al cierre de esta nota, Olaechea, acompañado por varios congresistas, llamaba a Vizcarra a renunciar al cargo y convocar a elecciones generales.

Desde el hall de los pasos perdidos del palacio legislativo, #Olaechea declaró ante periodistas: "Le propongo al presidente #MartínVizcarra: renuncie usted, renunciamos todos, y llamamos a elecciones inmediatamente". 

0 vistas

     Derechos Reservados © Copyright Milleniums Comunicaciones Lima - Perú 2017