Buscar
  • Milleniums Comunicaciones

La historia se repite en el #Perú: #Disolución del #Congreso

Congreso suspendió a presidente #Vizcarra por incumplir la #ConstituciónPolítica.

#MercedesAráoz juramentó como presidenta.




Presidente Vizcarra anunció disolución del Congreso.

(Redacción)

Lima, 1 de octubre – La crisis política en el Perú se agudiza a medida que pasan las horas. Los peruanos amanecieron con dos presidentes. La salida a la crisis no se vislumbra. Renunciaron jefe de Consejo de ministros, y -según medios de comunicación locales, los ministros de Economía y Energía y Minas.

El lunes, el presidente #MartínVizcarra decidió disolver el Congreso de la República, luego que entendiera que el Congreso unicameral le había negado por segunda vez la cuestión de confianza presentada por el presidente del consejo de ministros, Salvador del Solar, sobre la forma de elección de los miembros del #TribunalConstitucional.

Vizcarra, invocando la Constitución Política del Perú, anunció el lunes por la tarde la disolución del Congreso a través de un mensaje a la Nación, mientras el Congreso aprobaba la cuestión de confianza presentada por Del Solar.


Vizcarra interpretó como negada la cuestión de confianza luego que el Congreso eligió el lunes a un miembro del Tribunal Constitucional,  a pesar de que Del Solar planteó la cuestión de confianza, pero el Congreso no la discutió hasta el lunes por la tarde.


Al respecto, el expresidente del Tribunal Constitucional Óscar Urviola explicó, en entrevista con el diario El Comercio, que Vizcarra ha tomado esta decisión al margen del artículo 134 de la Constitución, que señala que el presidente está facultado para disolver el Congreso “si éste ha censurado o negado su confianza a dos consejos de ministros”.


Urviola dijo que no se puede interpretar tácitamente la denegatoria de la segunda cuestión de confianza, sin que el Congreso vote la cuestión de confianza. Y ésta efectivamente se aprobó el lunes por la tarde.


El lunes por la noche, el diario oficial El Peruano, en edición extraordinaria, circuló con la publicación del decreto supremo de Vizcarra.


“Que, en ejercicio de la facultad establecida en el artículo 134 de la Constitución Política del Perú, el Presidente de la República ha decidido disolver el Congreso de la República y convocar a elecciones para un nuevo Congreso, manteniéndose en funciones la Comisión Permanente y quedando revocado el mandato parlamentario de los congresistas que no integran dicha Comisión”, señala el Decreto Supremo 165-2019-PCM.


Por ello, se dispuso la revocatoria del mandato “de los congresistas que no integran la Comisión Permanente”.

"Carece de validez y eficacia jurídica todo acto relativo a la función parlamentaria realizado por los congresistas cuyo mandato ha sido revocado”, precisa la norma que lleva la firma del Vizcarra y de su flamante primer ministro, Vicente Zeballos, quien minutos antes juró en el cargo, en reemplazo del renunciante Salvador del Solar.


A raíz de la decisión de Vizcarra, el Congreso, de mayoría de oposición al gobierno, discutió y admitió a trámite una moción de vacancia presidencial, después aprobó con 86 votos la suspensión de Vizcarra “por incapacidad temporal declarada por el Congreso”.


Minutos después de las 21 horas del lunes, el presidente del Congreso, Pedro Olaechea, tomó juramento de la vicepresidenta y congresista Mercedes Aráoz como presidenta interina.

Aráoz, ex presidenta del consejo de ministros y ex ministra de Economía en otros gobiernos, se convirtió en la primera presidenta del Perú.


“No me corro a mis responsabilidades por más difíciles que sean las circunstancias”, declaró Aráoz, antes de convocar a la Organización de Estados Americanos (OEA) para que ayude a resolver la crisis política en su país.


Momentos después, Vizcarra recibió en palacio de gobierno al jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y comandantes generales del Ejército, Marina y Fuerza Aérea del Perú, y el director general de la Policía Nacional.

Una foto de todos ellos circuló desde las cuentas en redes sociales de Vizcarra y los medios de comunicación estatales.

La decisión de Vizcarra fue apoyada por decenas de personas que llegaron a los alrededores del Congreso, con pancartas, el lunes por la noche, lanzando vivas a Vizcarra y llamando corruptos a los congresistas, tal como sucedió en abril de 1992, tras el “autogolpe” de estado del entonces presidente Alberto Fujimori (1990-2000).





0 vistas

     Derechos Reservados © Copyright Milleniums Comunicaciones Lima - Perú 2017